Alex Rubio obtuvo un Guinness Récord

0
1505

Alex Rubio es el compañero de baile de la maestra Regina «11» que nos ha deslumbrado con sus sorprendentes pasos de baile.

Por la paz: Colegio de Bogotá rompió un récord mundial.

1046 estudiantes, docentes, padres de familia y egresados del colegio Rodrigo Lara Bonilla impusieron una nueva marca en la práctica simultánea de yoga y de percusión corporal. Así le dijeron al mundo que Ciudad Bolívar es una generación de paz.

En el marco de la ‘Semana por la paz’, la comunidad educativa del colegio Rodrigo Lara Bonilla llegó hasta las instalaciones del Centro Urbano de Recreación de Compensar (CUR) para demostrar que el yoga es una disciplina que promueve la paz y la tolerancia e imponer con su presentación dos marcas en los “Guinness World Records

El primero, al mayor número de personas que practica yoga simultáneamente en un mismo espacio, y el segundo, a la cadena humana más larga realizando percusión corporal.

Durante 8 meses el profesor Alexander Rubio, docente de expresión corporal, y los estudiantes de este colegio de la localidad de Ciudad Bolívar entrenaron arduamente con el único propósito de hacer historia con esta práctica que fomenta la paz interior y la meditación. ¡Y lo lograron! Ahora son los protagonistas de dos nuevos récords mundiales.

Decenas de personas llegaron a las graderías del escenario del CUR para presenciar este emotivo encuentro y se sintonizaron en silencio con la actividad, observando las posiciones de quienes practican esta tradición milenaria.

Ante los ojos de los espectadores, periodistas, fotógrafos y, por supuesto, jueces de honor como Jared Kotler, asesor de paz y desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la comunidad del ‘Rolabo’, como le dicen cariñosamente a su institución, ejecutó movimientos perfectos, con serenidad y armonía sobre el escenario.

Fueron 4 asanas, como se denominan las posiciones en yoga, las que se realizaron durante la jornada para alcanzar la anhelada marca mundial. Entre ellas, la flor de loto y la posición del rayo, las cuales hacen parte de los ejercicios de yoga y además representan la paz interior de cada persona.

Cada asana tuvo una duración de 15 minutos, tiempo en el que los jóvenes dispusieron mente y cuerpo en torno al objetivo para el que se prepararon con suficiente antelación. Cumplido el primer reto, la alegría se adueñó de los participantes durante algunos segundos, pero posteriormente volvió el silencio y la concentración para imponer una segunda marca.

Cronómetros en cero, y al ritmo de la reconocida canción ‘Colombia, tierra querida’ del compositor Lucho Bermúdez, inició la segunda etapa de este sueño. Movimientos definidos y una inigualable sincronización permitieron alcanzar la meta y obtener así el récord mundial de la cadena de personas más larga realizando percusión corporal.

Entonces, se rompió la solemnidad del acto y los gritos de felicidad inundaron la cancha deportiva, en la que quedó demostrado el compromiso de la comunidad educativa del colegio Rodrigo Lara Bonilla, que logró darle a Bogotá dos nuevas marcas mundiales.

Para Jorge Lagos, rector de esta institución, este 10 de septiembre de 2014 fue una fecha histórica. “Todos recordaremos este día porque le mostramos al mundo que la paz se consigue con estrategias de armonía como este deporte, que busca la paz física e interior”, afirmó Lagos.

Por su parte, Jared Kotler expresó sus deseos de gratitud y un inmenso aplauso ante los participantes. El asesor de paz y desarrollo de la ONU afirmó sentirse muy conmovido y agradecido por haber sido parte de tan magno evento y, además, invitó a los presentes a participar en la campaña ´Colombia Respira Paz’, la cual busca promover una cultura pacífica a través de actividades sencillas en las comunidades.

Esta jornada también fue la oportunidad para que los jóvenes del sur de Bogotá se unieran a la ´Semana por la paz’ y transmitieran un gran mensaje, que la comunidad de Ciudad Bolívar es una familia que trabaja unida por un solo objetivo: la paz.

“Estamos demostrando que Ciudad Bolívar es una localidad llena de gente de bien, capaz de vivir en armonía con el otro. Somos un territorio de respeto, amor y convivencia”, concluyó el profesor Alexander Rubio, con la satisfacción de ver la obra cumbre de un proyecto pedagógico que logró transformar la realidad de los jóvenes de su comunidad educativa.

Fuente: Educación Bogotá (Secretaría de Educación del Distrito)

No hay comentarios