«Pet» y el exceso de Cloro en el agua

0
1637
Imagen de botellas Pet

La maestra Regina»11″ nos previene de este inminente peligro.

El exceso de cloración del agua potable de los acueductos y  las cloraminas como precursores de la formación de los trihalometanos.

Esto aunado con la migración de sustancias tóxicas desde la botella de PET hacia el agua (como ftalatos, antimonio, formaldehído y acetaldehído) materiales usados en su fabricación y que es mayor cuando la temperatura es elevada. Además la concentración de estas sustancias aumenta a medida que pasa el tiempo. Así que deberías tener esto en cuenta a la hora de consumir el agua envasada en botellas de plástico, como:

Imagen de botellas Pet
NOTA: El número dentro de las flechas indica la naturaleza química del envase
Subproductos derivados de la cloración de las aguas.
Al ser una substancia tan activa, un exceso de cloro puede reaccionar con distintos compuestos orgánicos, por lo que aumenta el riesgo de que se produzcan trihalometanos (THMs), que son compuestos carcinógenos para el ser humano.

Imagen de botellas Pet

Los THMs se encuentran en el agua potable como resultado de la interacción del cloro con materia orgánica natural que se encuentra en el agua. Estos estarán presentes mientras el agua contenga cloro o hipoclorito, además de los precursores orgánicos. Es por esto que hay que mantener la cantidad de cloro residual dentro de unos límites. Aparentemente, la existencia de riesgo en el consumo de agua clorada radica en la toxicidad indirecta de sus subproductos. Durante la cloración, se produce una serie de subproductos debido a la reacción del cloro con la materia orgánica presente (demanda de cloro). Los ácidos húmicos y fúlvicos, que se encuentran en el agua de algunos lugares, son producto de la degradación de materia vegetal, la cual en la mayoría de los casos, le confiere color al agua. Otros compuestos proceden de la degradación de material animal. Los derivados de la degradación vegetal y animal son compuestos activos que, al reaccionar con el cloro, dan como resultado compuestos orgánicos clorados, entre ellos los THMs. Asimismo, al ser cloradas algunas aguas con cargas orgánicas elevadas -por ejemplo, las aguas contaminadas con efluentes municipales- forman subproductos como: clorofenoles, ácido cloroacético, ácido dicloroacético, ácido tricloroacético, tricloroacetaldehido monohidratado, 1-1-dicloropropano, dicloroacetanitrilo, dibromoacetanitrilo, tricloroacetonitrilo, cloruro de cianógeno, cloropicrin y bromato.

No hay comentarios