¡Hasta que por fin te conocí mamá Regina!

0
1306

Nada hacía pensar que esa mujer a la que yo había oído en mi juventud se convertiría unos años más adelante en un sostén muy grande para mi vida.

Soy colombiana, nací en Riohacha, Guajira. Había escuchado mucho sobre la maestra Regina “11”, pero no fue algo a lo que le di mucha importancia, y nada hacía pensar que esa mujer a la que yo había oído en mi juventud se convertiría unos años más adelante en un sostén muy grande para mi vida. Cuando escuché acerca de ella se encontraba en el senado y muchas personas la señalaban como bruja y demás cosas y a pesar de que me produjo algo de curiosidad decidí no ponerle cuidado y continuar con mi vida.

Hace 16 años vivo en Palma de Mallorca, España y mientras me encontraba viviendo mi vida cotidiana tuve una relación amorosa con la cual pasé momentos muy amargos y dolorosos; me sentía herida, algo resentida, con falta de motivación para muchas cosas y fue en ese momento cuando conversé con Nancy, una amiga que también es colombiana y además alumna de la maestra Regina “11”.

Nancy me hablaba mucho sobre las enseñanzas de la maestra, me explicaba todo acerca de los poderes mentales, de cómo podemos aprender a controlar nuestra vida y cómo por medio de nuestros pensamientos atraemos todo, ya sea bueno o malo. Ella logró captar mi atención totalmente y decidí recibir estas enseñanzas para cambiar mi vida por completo.

Me inicié en un curso de principiantes con el maestro Ralbé, quien reside en Londres; tuvimos muchas enseñanzas y prácticas; escuché muchas historias y encontré varias respuestas que aliviaron mi corazón, permitiéndome sentirme una mujer más libre. Gracias a todos estos cursos y prácticas conseguí encontrarme a mí misma, saber quién era yo, qué quería para mi vida, me convertí en mi mejor amiga y lo mejor de todo, es que todos los consejos que la maestra Regina “11” daba los tomaba y estos me motivaron a ser una persona más feliz, más espiritual. Mi familia no es muy cercana a la maestra Regina “11”, pero mi hermana, quien vive en Suiza se sintió muy cómoda cuando estuvo en la sede de Teusaquillo.

Nunca en mi vida había conocido a la maestra Regina “11”, me encontraba muy agradecida por todas sus enseñanzas y tenía muchos nervios al saber que la vería en mi visita a Colombia; fue en la sede de Teusaquillo y cuando la miré bajarse del auto percibí que el corazón se me salía de la emoción, lo primero que pensé fue: ¡qué mujer tan divina, todo un ejemplo! Apenas la saludé me sentí muy emocionada, me encantó su personalidad, su alegría y positivismo, pero sobre todo lo sencilla y modesta, todo un placer y gusto conocerla.

El método de los mensajes me ayudó muchísimo y las recomendaciones de Nancy y el maestro Ralbé fueron primordiales para sentirme muy bien.

Me siento muy feliz de haber conocido a la maestra Regina “11” y a todos los saurólogos porque realmente son personas muy queridas y especiales.

¡Hasta que por fin te conocí mamá Regina!

No hay comentarios

Dejar respuesta