Un poder entregado en la mina de sal de Nemocón

Nemocón está situado a más de 56 km dirección norte de la ciudad de Bogotá, y el recorrido promedio en auto es de 1 h 25 min, por naturaleza es un campo magnético.

0
2216

_DSC1035_2En las minas de sal de Nemocón, municipio situado a 65 kilómetros de Bogotá y uno de los sitios más turísticos del departamento de Cundinamarca, la maestra Regina “11” preocupada por los problemas que vive actualmente nuestro país y el mundo en general, entregó por medio de un rito realizado en la montaña, una fuerza especial a maestros, letas y empleados.

La cita para el evento se dio el pasado sábado 6 de agosto en las instalaciones de la avenida calle 13 en Bogotá, cuando los viajeros empezaron a llegar de todas partes de Colombia como Medellín, Cali, Bucaramanga, Ibagué, entre otros.

Todos tenían un objetivo en común: crear una verdadera unión para recibir esta fuerza que ayudara a depurar a cada uno sus problemas, y de la misma manera poseer la facilidad de proteger a quienes lo necesiten. La maestra Regina “11” explicó que el cuerpo es sal y gran parte de lo que sale de él también lo es, por esta razón decidió entregar una fuerza especial en la punta de la montaña que alberga la mina de sal, creando un poderoso campo magnético que cubrió la energía y pensamientos de los que efectuaban el ritual.

_DSC1066_2

Una suave brisa recorrió las túnicas de todos los presentes, haciendo que los fenómenos fueran capturados con mayor intensidad, porque según algunos maestros y letas,  en las nubes se formó el mapa de Colombia y la maestra percibió unas manos. Durante el rito ella mencionó y recalcó la grandeza del ser humano, también el poder ilimitado que existe en cada hombre, y cómo este no sabe darle provecho, creando su propia autodestrucción por medio de los vicios y los malos actos, que dejan en la energía una marca de karmas que se acumulan a través de nuestro paso por la tierra.

La mina de sal

Con casco en mano y todas las medidas de seguridad necesarias, el recorrido en la mina siempre estuvo acompañado por guías especialmente entrenados. En el camino se observaron deslumbrantes cámaras de los espejos naturales que causan un efecto mágico de espejo natural, el recinto de las estalactitas y estalagmitas que crecen de uno a tres centímetros por año formando como helechos, lámparas y copos de nieve, _DSC1048

así como cascadas de sal que hicieron  recordar a los turistas todo lo hermoso de la naturaleza y la cultura que se adquiere con el relato de la vida de los antiguos habitantes, los muiscas, y de su cacique Nemequeme y de otras fantásticos sucesos que han ido haciendo historia en la mina.

El evento culminó con un delicioso almuerzo ofrecido en uno de los mejores restaurantes del municipio de Zipaquirá.

Este acontecimiento, por lo especial, quedó grabado en el corazón de los maestros, letas y empleados de la maestra Regina “11”.

Te invitamos a ver la galería fotográfica que hemos preparado para ti, haciendo clic aquí

No hay comentarios

Dejar respuesta