¿Quieres despertar la luz de tu conciencia?

El ser humano siempre ha buscado una luz que guie su camino, pero para su sorpresa, esta puede estar más cerca de lo que se imagina.

0
1757

Por: Amalia Cristancho – Leta Amakrim

El ser humano siempre ha buscado una luz que guie su camino, pero  para su sorpresa, esta puede estar más cerca de lo que se  imagina.

Todos nos preguntamos ¿Qué es la luz? ¿cómo se creó? ¿cuál es el origen del universo? Estas preguntas pueden ser resueltas si se analiza la simbología  detrás de un rito de la maestra Regina “11”.

Este ritual místico, espiritual y sublime inicia con la representación del origen del universo.

Los asistentes presencian una oscuridad total que asemeja el caos y la inconciencia; entonces se prende una vela y, como la explosión del big-bang que se expande por todo el universo, las velas van iluminando gradualmente el salón; de ahí el nombre de “rito de la luz”. (Le puede interesar: Un rito de la luz con mucha energía)

_dsc1532_2Fotografía organización Regina 11 Las velas son muy especiales y están representadas por  la figura de la maestra Regina. Para los Letas y maestros (alumnos avanzados) se les da una vela con la figura de los tres maestros: Jesús, el papa Juan XXIII y la Maestra Regina.

La luz que lleva cada persona en sus manos le permite adquirir un compromiso consigo mismo. En esa luz está plasmado el deseo de conciencia ya que cada persona tiene la capacidad de iluminar su camino y el de los demás.

Al finalizar se apaga la vela, pero queda la luz… ¿En dónde?

La luz de la conciencia es como una semilla que permanece dentro de cada persona y va  germinando poco a poco en un proceso que puede durar meses, años o quizá vidas  completas. Es ahí donde empieza el camino hacia la perfección.

Frente a este proceso, la maestra Regina “11” sacó su propia teoría a través de los trances que realiza en las noches.

Te gustaría saber… ¿De dónde venimos?, ¿para dónde vamos? ¿por qué  algunas personas les va mejor que a otras?

Averígualo en el próximo artículo…

No hay comentarios

Dejar respuesta