Secreto de mal de ojo

¡Detente ojo, así como se detuvo nuestro señor Jesucristo!

1
2106

Imagen Pixabay

Mis Memorias Papá Liskita

Jesús, María y José.

Detente ojo, así como se detuvo nuestro Señor Jesucristo en el envuelto.

Detente ojo, así como se detuvo nuestro Señor Jesucristo cuando lo sacramentaron.

Puede interesarle: Las mejores imágenes de la puerta cósmica en Panamá

Detente ojo, así como se detuvo nuestro señor Jesucristo cuando recibió la Santa Bendición.

Detente ojo, así como se detuvo nuestro señor Jesucristo en la calle de la amargura.

OTROS ARTÍCULOS:

Detente ojo, así como se detuvo nuestro señor Jesucristo, en la noche de la Cena.

Detente ojo, con cuatro evangelios el dulce nombre de Jesús, me debes dar esta criatura limpia y sana de este mal de ojo. Dominus Deus, dominios yo veo. Amén. Jesús, María y José.

PUBLICIDAD

Bendito y alabado sea el misterio de la Santísima Trinidad y el Santísimo Sacramento del altar y la purísima Concepción de María Santísima Señora nuestra, concebida sin mancha de pecado original y llena de gracias desde el primer instante de su ser natural. Amén. Jesús, María y José.

Finalice con: Oración contra heridas y quemaduras

1 Comentario

  1. Tengo un hijo de 19 años y cuando era bebé sufrió de mal de ojo nunca he entendido que es,pero el permanese muy frío y con malestar en las fosas nasales,y malestar en el estómago,será que son tan amables y me regalan una explicación del mal de ojo,gracias

Dejar respuesta