Para curar la anemia

"Para curar la anemia, se calienta un pedazo de hierro, puede ser una herradura o un hierro para marcar vacas, y cuando esté rojito se mete en un recipiente con leche de vaca."

0
2877

Imagen Pixabay

Mis Memorias Papá Liskita

Para curar la anemia, se calienta un pedazo de hierro, puede ser una herradura o un hierro para marcar vacas, y cuando esté rojito se mete en un recipiente con leche de vaca. Al hacer esto, las moléculas del hierro impregnan la leche; y, tomándoselo, logra vencer su anemia.

Puede interesarle: Oración contra heridas y quemaduras

Como la leche preparada así produce una desagradable flatulencia, en el Huila y Tolima se cura la anemia con una preparación de “cuesco“, la fruta madura y amarilla de la palma real, se cocina. Aparte se cocina el maíz, amarillo o pergamino, se deja enfriar y se muele. Los mezclamos y endulzamos con miel o panela. Se pone en una olla de barro y se deja fermentar un poco como chicha. Antes de tomárselo, se coloca la herradura, calentada al rojo vivo.

OTROS ARTÍCULOS:
PUBLICIDAD

En los puestos al lado de las carreteras del Huila y Tolima, se vende “vino de palma”, que también se utiliza para curar la anemia. Se obtiene el vino haciendo un hueco, como el que hacen los pájaros carpintero, en el tronco de la Palma Real. Poco a poco la palma suelta su sabia, hasta llenar el hueco de su tallo. Al día siguiente se madruga y se saca el líquido con una vasija, y éste se deja fermentar hasta que tenga el sabor de un guarapo bien fuerte. Algunos lo toman para emborracharse, mientras otros le colocan el hierro rojo y lo toman para curar la anemia. Este vino no produce flatulencia, ni gases estomacales.

Finalice con: Oración contra la mordida de culebra

No hay comentarios

Dejar respuesta