Oración para estancar sangre

Esta frase se repite tres veces y se reza un credo...

0
18394

Imagen Pixabay.

Mis Memorias Papá Liskita

Se puede estancar la sangre con la siguiente oración: 

Cuando nuestro señor Jesucristo pasó por Roma, por la santa casa de Jerusalén, diciendo: Detente, detente, detente sangre.

Esta frase se repite tres veces y se reza un credo poniendo en tres hojitas sobre la herida y la mano extendida. Si es nasal, se pone la mano en la frente-, y si es vaginal, se pone sobre el pubis y se reza un credo. Y, si fueren varias heridas, se les pone una sábana blanca y la mano extendida sobre las heridas.

OTROS ARTÍCULOS:

Todavía mejor, es esta oración de Regina «11» que jamás falla:

De la sangre de Cristo salió la vida; de la sangra de Adán salió la muerte. Oh sangre detente, te lo ordeno yo.

No hay comentarios

Dejar respuesta