Curando con estiércol de vaca

"Yo les seguía para observar sus "modus de operandi"....

0
551

Imagen Pixabay.

Mis Memorias Papá Liskita

Durante la década de 1930, la gente en mi pueblo nebraskano sufrió mucho con granos y nacidos, la mayoría de éstos en la nuca.

Puede interesarle: Para curar la anemia 

Cuando esto empezó a afectar a mis hermanos, y primos vecinos, ellos encontraron alivio con el estiércol, o bosta de vaca. Como el más chiquito de este grupo de varones, yo les seguía para observar sus “modus de operandi”. Primero buscaron una ropa interior, vieja y de franela, y le quitaron pedazos para servir como gasa de cataplasma. Luego, fuimos al corral donde nos sentamos todos juntos en un travesaño observando las vacas. Tan pronto que una vaca se eliminó, los muchachos salieron corriendo para recoger el estiércol. colocándole en la franela y luego aplicándole como cataplasma en el nacido. Esto se repitió varias veces al día, hasta que desapareció el mal. 

OTROS ARTÍCULOS:

Según Regina, en su casa se tomaba boñiga fresca, mezclada con leche, miel y toronjil, para curar el sarampión. Luego, encontramos que el estiércol de otros animales tiene una importante parte en la farmacopea de la medicina tradicional.

Finalice con: Oración contra la mordida de culebra

No hay comentarios

Dejar respuesta