Para calmar la tempestad

0
958

Imagen Pixabay.

Mis Memorias Papá Liskita

Cuando se anuncia una terrible tormenta sobre la llanura, advirtiendo que ésta puede causar peligro para las casas, animales o personas, los llaneros acostumbran a rezar “La Oración de  las Trece Palabras”. La reginista Mercedes Melo Merchan aprendió esta oración de su abuela, quien, en casos como éstos, la obligaba a pararse en la puerta de la casa o en el patio. Bien relajada y fijando la mirada en las nubes de la tempestad, recitaba:

Puedes leer: Curando con estiércol de vaca 

“Aplaque, aplaque señor tu ira, tu justicia y tu rigor y por tu sangre derramada, misericordia señor”

Según mercedes, con esta oración desaparece el viento violento, y entonces el aguacero solamente cae en forma serena y tranquila.

Descubra: Mujer…

No hay comentarios

Dejar respuesta