Romero y garbanzo para la hepatitis

Me encontraba muy mal y llamé a Bogotá y hable con Regina. Ella me dijo: "Danny consigue una ramita de romero, un pocillo lleno de garbanzo y ponlos a hervir en un litro de agua: luego tómatelo, repitiéndole varias veces. Esto te quitará la hepatitis"

0
737

Imagen Pixabay.

Mis Memorias Papá Liskita 

Hace algunos años, cuando yo estuve de viaje de Colombia hasta Nebraska, al pasar por Miami me enfermé terriblemente con hepatitis.

Otras historias de Danny Liska: Los Illuminati 

Me encontraba muy mal y llamé a Bogotá y hable con Regina. Ella me dijo: “Danny consigue una ramita de romero, un pocillo lleno de garbanzo y ponlos a hervir en un litro de agua: luego tómatelo, repitiéndole varias veces. Esto te quitará la hepatitis”. Lo hice, y encontré esta curación fabulosa.

Puede interesarle: Fórmula para la anemia 

Últimamente en Colombia yo notaba que, cuando pedía a las colaboradoras que me hicieran el agua de romero con garbanzo para así limpiar mis riñones, a veces no surtía efecto alguno. Al investigar el porqué, encontré que la colaboradora estaba colocando el romero y el garbanzo en la olla a presión para acelerar el cocimiento – y ahí fue el problema. De ninguna manera se puede hacer esto con el romero, pues con la olla a presión se pierde totalmente el poder de esta hierba. Para hacer un té, jamás se debe hervir una hierba, y mucho menos colocarla en la olla a presión. El garbanzo sí se puede poner en la olla a presión, pero el romero, siendo hierba, debe ser agregado en el agua de garbanzo después de que ha sido sacada de la olla; y así, muy caliente, se tapa con un platico para producir infusión. Con esto, se conservan todos sus poderes curativos.

OTROS ARTÍCULOS:

No hay comentarios

Dejar respuesta