Bendición de San Francisco de Asís

Que el señor os bendiga y os guarde; que os muestre su faz y que tenga piedad de todos vosotros; que vuelva a su rostro hacia vosotros y os conceda la paz.

0
727

Imagen Pixabay

Esta bendición posee gran poder en muchos casos dolorosos, siempre que se le pronuncie con fe y piedad. Revelada a Moisés en el desierto, esta fue la última bendición de Jesucristo a sus discípulos antes de subir a los cielos. Ha sido renovada por Jesucristo a San Francisco de Asís en el monte Alverna, y a su vez San Francisco la dio , al hermano León para librarlo de su tentación. Luego la difundió con plenitud a San Antonio cuando en el capítulo de Arles apareció con los brazos en cruz dando la bendición a los hermanos y sobre todo a San Antonio que les predica la Cruz.

Bendición de San Francisco de Asís

Que el señor os bendiga y os guarde; que os muestre su faz y que tenga piedad de todos vosotros; que vuelva a su rostro hacia vosotros y os conceda la paz (Se especifica el nombre de pila, apellido, edad y domicilio) que el señor os bendiga y os acuerde (aquí se precisa el objeto de su petición). Así sea. 

No hay comentarios

Dejar respuesta