La Nueva Era: Lo que esconde en cada elemento primario de la vida: aire, fuego, tierra, agua.

0
971

Fuego, aire, tierra y agua son elementos primarios de la vida y como tales son básicos en el momento de definir cada uno de los signos zodiacales, porque acordes a los mismos les imprimen unas características muy particulares.

Los signos zodiacales pertenecen de acuerdo a estos cuatro elementos así:

Fuego – Aries, Leo y Sagitario

Aire – Géminis, Libra y Acuario

Tierra – Tauro, Virgo y Capricornio

Agua – Cáncer, Escorpión y Piscis

Características:

FUEGO

Cálido y seco. Elemento primigenio de la creación. Es energía, principio dinámico que imprime movimiento a la materia.

Es subordinación, autonomía, selectividad y a veces destructividad violenta, irruptivo y separación.

Al fuego no le pertenece la quietud, sus llamas impulsan, exaltan, vivifican. Un Sagitario, un Leo y un Aries se entregan totalmente a quien éste dispuesto a quemarse en su fuego.

Para el dinero es un medio, no un fin.

El fuego sabe estar estable, fiel y leal, se estanca en la rutina, pero no tolera las traiciones porque es muy celoso. Odia el compromiso.

Es leal, honesto, ingenuo y correcto. Si quiere conquistar un Aries déjese llevar por su impulsividad, pero si es a un Leo váyase por el lado de la amabilidad y si quiere a Sagitario emplee la dulzura.

Su encuentro astrológico ideal se realiza con los signos de aire elemento opuesto y complementario sin el cual fuego no existiría.

Así Aries, Libra será un amor tumultuoso, intenso, violento, regido por Marte y Venus.

Leo, Acuario será impediente y a pesar de ello resistirá el paso del tiempo.

Sagitario – Géminis ofrece cortas oportunidades pero cuando hay entrega será pleno así el primero expandirá su gran potencial y el segundo obtendrá serenidad, paz y madurez.

AIRE

Elemento gaseoso, fluido, impalpable, ligero, contenedor de nuestro espacio interior de ambiente circundante. Es perpetuo estado de libertad el aire está presente cada contacto, roce, encuentro, influencia y condición de vida comprimido se convierte en un elemento peligroso y de una fuerza motriz verdaderamente explosiva.

Los tres signos Libra, Géminis, Acuario, se distinguen por su disponibilidad, curiosidad, capacidad y apertura para establecer relaciones. Escúchelos, para ellos es básico comunicarse. Admire su inteligencia. El silencio los espanta, los bloquea, los paga y retrae en su empuje. Son un poco burlones y un poco fantásticos.

Es experto en decir palabras en el caso de Géminis y como signo de la adolescencia, curiosidad y la inexperiencia de la adolescencia, curiosidad y la inexperiencia de la vida, ha recorrido todos los caminos.

El caso de Libra es particular. Es amoroso peor cuando decide marcharse nadie lo detiene.

Acuario por su parte es idealista pero adora los obstáculos y las dificultades.

Géminis – Sagitario mostrará novedad pero a la larga podrá llegar a desestabilizar la relación.

Libra – Aries el deseo constante de energía y coraje los hace satisfacerse plenamente son muy acoplados.

Acuario – Leo se complementan con clarificación y discusión constante y hará la relación larga y positiva.

TIERRA

Elemento sólido, seco y frío sin el que no existiría la creación. Es materia densa y física que se genera después de la combustión del fuego. Es un estado de concentración, de condensación, de materialización y puede llegar al límite de petrificación y fosilización.

Tauro, Virgo y Capricornio son signos que saben concretar y valorar las situaciones. La apariencia no los engaña. No idealiza. Ama la profundidad de pensamiento. Para ellos la solidaridad y la comprensión de un amor estable valen más que mil éxtasis de pasión. En el caso de Tauro está regido por Venus lo que lo hace matriz nutritiva, cosa que no ocurre con Virgo al cual Mercurio convierte en hombre del poder, cosa que en Capricornio es lo que lo hace  frío y cerebral al ser regido por Saturno.

Tauro – Escorpión, para ellos primará el sexo que será muy intenso.

Virgo – Piscis serán siempre horizontales nuevos para esta clamada pareja.

Capricornio – Cáncer se complementan el primero con su severidad y el segundo con su energía, creando un mundo de fantasía.

AGUA

Elemento totalmente receptivo y pasivo que se mueve dependiendo de los estímulos que le impartan. Verdadera fuente de vida, materia prima que toma la forma que el destino le sugiere belleza primordial, fecundada por la infinita riqueza que sabe asimilar, recibir, disolver, interiorizar.

Es el reino de los instintos, de la memoria, de los recuerdos, de los sueños, de las costumbres afectivas, de la vida interior.

Cáncer, Escorpión y Piscis no aman la acción. Son misteriosos e impredecibles. Son los campeones del enigma. Pertenecen al reino de lo irracional. El reposo para ellos es la fuga, la quietud, la tempestad.

La carencia de estímulos los deprime, enoja y agobia. Las palabras no le interesan. Es buscador de inspiraciones nuevas. En las relaciones le interesa ser el protagonista. Ama intensamente el mar y la libertad que ofrece.

Cáncer – Capricornio se buscan y se apoyan de forma firme y segura.

Escorpión – Tauro, su atracción es fuerte y cuanto más grande sea el reto mayor será  el placer.

Piscis – Virgo, el segundo será el que marcará la pauta y esto será felicidad para el primero.

Eráclito fue uno de los precursores de la simbología de los cuatro elementos y ello se alimentan a través de las civilizaciones desde la griega, hasta la china, convirtiéndose en un lenguaje universal que sintetiza interpreta una cultura esotérica tan antigua como el mundo.

 

Autor: María de los Angeles.

Página 16.

El terrícola No. 122 Santafé de Bogotá, 5 de junio de 1996. 

     

       

No hay comentarios

Dejar respuesta