¿De qué está compuesto el hombre?

0
408

¿Le gustaría escapar a las demandas y ansiedades de la sociedad presente? ¿Se encuentra usted a veces deseando haber nacido en la vida simple que existía uno o dos siglos atrás sin sacrificar ni una sola cosa de las que usted posee? Imagínese si usted pudiera llevar su casa con todos sus aparatos eléctricos y regresando al pasado re edificarla en una ciudad así como existía unos 150 años.

Habiendo hecho esto, usted se dará cuenta que sus vecinos prenden las velas y faroles con piedra, los fósforos no han sido descubiertos aún… tampoco la electricidad. Pronto el encanto de estos inconvenientes se borra y un día, usted decide mostrar a sus amigos y vecinos las buenas cosas que la electricidad ofrece y usted los invita a su casa. Es por la tarde y algo oscuro cuando ellos entran a la sala. Usted para impresionarlos, enciende el interruptor e instantáneamente los bombillos iluminan la sala. En lugar de agradar a sus invitados, usted se da cuenta de que los ha aterrorizado.

Algunos están pasmados. Usted les asegura que no hay nada porque preocuparse, y…  entonces usted va y prende un televisor, todos se amontonan con miedo y entonces, cuando la cara de un ser humano aparezca en la pantalla, todos salen de su casa gritando de terror. Usted está solo otra vez y… pronto la enormidad de su equivocación, se desliza en su conciencia. Ahora usted siente que su vida está en gran peligro porque la electricidad no ha sido aún descubierta y usted está viviendo en una época en que la sociedad sofisticada se ha dedicado a purgar la tierra del mal y sospechando a todos, buscan las brujas para capturarlas y quemarlas en el palo.

Si usted no se apresura a salir de la ciudad, sus amigos pronto regresarán. Tendrán material suficiente para convertirlo a usted en una tea humana después de haber quemado su casa; y completamente convencidos de que están obrando con entera rectitud, porque sus mentes todavía no estaban listas para aceptar los milagros que la electricidad les ofrecía.

Hoy día todo esto ha cambiado y aunque todavía no podemos explicar qué es la electricidad y de dónde viene, nuestros científicos han aprendido a engancharla y utilizarla para nuestro beneficio, confor y deleite. Sin esta increíble energía, comunicación y transporte se vendrían abajo, la medicina moderna y los servicios hospitalarios estarían en el caos. La mayoría de la civilización, estaría en un estado de trauma. Qué tontería pensar que actualmente nos decomisarán el uso  de la electricidad por seguir el ejemplo de nuestros antepasados, quienes pensaban que una ráfaga de luz era un acto vengativo de los demonios y que la electricidad era una fuerza destructiva que emanaba también de éste. Nosotros nos reímos de esta ignorancia supersticiosa… pero  tal vez actualmente no somos tan sabios y sofisticados como nos gustaría pensar que somos. Es cierto que la tecnología humana ha hecho posible que los astronautas se deslicen n el espacio, caminen en la luna y escrudiñen los secretos de Marte y Júpiter. Pero también es cierto que el uso benéfico del infinito poder de la mente humana, continúa casi virgen, sin destapar.

La energía mental que usted, yo y todos los seres humanos tenemos, todavía no ha llegado a su época, como no puede ser puesta en un microscopio o ser desplazada como una rana o en un laboratorio, la medicina moderna la ha ignorado o rechazado. La ciencia ha continuado adicta a la respuesta del computador y al hecho probado escogiendo evadir el plano controversial del dogma religioso, donde el poder mental era marcado como supersticioso; prohibido y calificado como sacrilegio, o por falta de categorización, es arrojado dentro del hoyo de culebras de la demonología, magia negra y hechicería.

Por medio de la censura profesional, hombres de posición social y distinción escogen el ignorar la sabiduría de los actuales psíquicos o abiertamente tratan de desacreditar sus acciones; lo que nos trae a la pregunta inevitable ¿por qué? Yo creo que el comienzo del entendimiento de la energía mental humana debería empezar, con el entendimiento básico de ¿quién es usted?, ¿qué es? y… ¿de qué está compuesto el hombre?

Periódico El Terrícola

No hay comentarios

Dejar respuesta