¿Qué debemos hacer el día de la Santa Cruz?

0
899

Existe una forma y un día muy especial para que sean concedidos todos nuestros deseos a través de recortes de aquellas cosas que necesitamos y realizando un rito especial.

Para que nos traiga grandes beneficios que es el interés suyo y de todos los que le rodean, hay una formula muy sencilla y siguiendo las reglas antiguas, puedo enumerarlas así.

  1. Ojala puedan reunirse grupos gigantes, lógicamente grupo de dos personas en adelante sirven. Pero a medida que el grupo crece, más fácilmente se cumplen los deseos, debido a la carga de energía que cada persona genera cuando se encuentra en compañía de otros.
  2. La hora de realizarse no interesa, la que quede más cómoda, desde luego que las 3 de la tarde o 9 de la noche, son magníficas pero no necesariamente las únicas.
  3. Antes de comenzar el rezo de los “Mil Jesuses”, debe tenerse un recipiente: vasija, olla, caja de lata, caneca, etc., pero preferiblemente nuevo. En este recipiente, se depositan las boletas dibujadas.
  4. Cada persona dibuja en un papel el deseo que quiere realizar por un año; ejemplo: si es la casita, la dibuja; si es el novio, así sea muy feo en la pintura que usted hace, no importa dibújelo o coloque una foto del que tiene actualmente, escriba en una hoja de papel que quiere que él se case con usted y luego no importa que la foto se queme, de todas maneras va a tener oportunidad de tomarle unas cuantas fotos más si se casa con usted y así sucesivamente, todos sus deseos van en una hoja de papel. Terminado el pedido y, sin mostrarle a nadie, lo enrolla y lo coloca dentro del recipiente destinado para este fin. (Aquellos deseos se pueden colocar en el papel siendo recortes de revistas o periódicos, pueden ser, personas, lugares o cosas teniendo en cuenta que sea lo mejor de lo mejor). No trate de mirar la boleta de otra persona por curiosidad, porque automáticamente pierde el poder en la suya y no se le concederá su petición.
  5. Una persona va a encabezar el rezo de los mil Jesuses haciendo la señal de la Cruz, luego en coro se repite diez veces Jesús, la persona que encabeza dice: “Satanás conmigo no contaras, porque el día de la Santa Cruz, he de decir mil veces, Jesús, Jesús, etc.”.

Se tiene consigo 20 granos de maíz, frijol, o algo para contar cuantas camándulas o rosarios llevamos.

Al terminar los veinte granos, significa que hemos terminado de repetir mil (1000) veces Jesús; ya la oración que le quieren añadir, no importa.

Recuerde que antes de iniciar el rezo, debe hacer una cruz en madera rústica, ojalá encontrada en el monte o en el solar de la casa, al pie de esta cruz, también debemos colocar toda clase de granos o alimentos para que no nos falte en nuestro hogar por todo un año.

Al terminar de rezar los Mil Jesuses, se coloca incienso dentro del recipiente con las boletas y se les pone fuego con el fin de quemar todas las cartas o boletas depositadas allí.

Para aclarar el fenómeno que se opera el día de la Santa Cruz a través de esos simples dibujos, puedo decirle que en forma escrita o gráfica hecha por nuestras manos, salida de un subconsciente a la forma consiente, se deposita en el papel toda esa energía. Como es precisamente el día que se une todas las energías del universo en el cosmos, allí se reciben las que hemos dibujado y al ir marchando el tiempo, se nos van remitiendo cada uno de los deseos anhelados.

Fuente: Metafísica 7 en 1

Te podrá interesar -¿Tiene la Cruz poderes ocultos? – La verdad de la Santa Cruz

Consúltalo en el libro  Metafísica 7 en 1

 

No hay comentarios

Dejar respuesta