Notas de la “Maestra Regina 11”

Mi muy adorada Johanna:

 

Hoy hace 49 años lloraba tu presencia akí en la tierra por temor a ke solo nos acompañaras por una hora.

Mas, tú, despertaste en mí el deseo de ayudar a la humanidad a cambio de tenerte en unas grandes vacaciones y sentir tu amada luz resplandeciendo en este maravilloso planeta.

Tus planes de devolverte se disolvieron con mi promesa y gracias a ti, hoy tienes unos cuatro millones de hermanos.

Estás en la edad de la sabiduría, en la cúspide, en lo más alto de tu paseo. En donde llevas un bagaje de sabiduría ke te corresponde compartirla con toda la humanidad.

Gracias por haber escogido mi vientre y convertirlo en tu templo.

Te amo infinitamente,

 

Regina Liska

Bogotá, D. C., 6 de septiembre de 2018